¿Qué es la arcilla (o bentonita)?

La arcilla activada o bentonita es un deshidratante absolutamente natural ampliamente utilizado para la protección de los embalajes industriales. La arcilla deshidratante se presenta en gránulos ligeramente más gruesos que los del gel de sílice y se introduce en los mismos sobres de material A Estándar. Gracias a sus cualidades deshidratantes y la óptima relación calidad-precio, la arcilla es una válida alternativa al gel de sílice en todas las aplicaciones de embalaje general. Ya que los sobres de bentonita pueden emitir un polvo finísimo de color marrón-gris, además potencialmente abrasivo, se desaconseja su uso con aparatos ópticos delicados como cámaras fotográficas, cámaras de vídeo, binóculos, microscopios o materiales delicados.

La bentonita es de origen natural; se extrae de canteras y después se tritura para romperla en gránulos. Después, los gránulos se secan en hornos para eliminar cualquier resto de humedad. El producto trabajado así está listo para ser ensobrado en los sobres deshidratantes de diferentes gramajes.

La bentonita presenta capacidades de absorción casi idénticas al gel de sílice, pero tratándose de un producto natural y no alterado químicamente, la capacidad de absorción de la humedad varía de un lote a otro.

Por este motivo, los sobres de bentonita no se identifican con el peso sino con la  capacidad de absorción, determinada en unidades deshidratantes (U) en conformidad con las normas técnicas NFH. Según estas normas, la unidad deshidratante es la cantidad de arcilla necesaria para absorber 6 gramos de vapor acuoso en las condiciones estándar (40% de humedad relativa con una temperatura de 23° C).

Ejemplificando este concepto y haciendo una comparación con el gel de sílice más conocido, se puede decir que sobres de 60 gramos de gel de sílice procedentes de lotes diferentes, tienen las mismas capacidades de absorción de la humedad, y esto es así porque el gel de sílice es un producto de síntesis, específicamente creado para alcanzar un estándar constante de capacidad deshidratante; esto, en cambio, no es válido para los sobres que utilizan la arcilla como material deshidratante. Así pues, para alcanzar el estándar deshidratante establecido por las directivas NFH, DIN o MIL, se varía la cantidad de material deshidratante en el sobre casi siempre en exceso. He aquí, por tanto, que la capacidad deshidratante de 60 gramos de gel de sílice se obtiene de media con 70 gramos de arcilla (bentonita), la capacidad deshidratante de 240 gramos se gel de sílice se obtiene con 260-270 gramos de arcilla (bentonita), etc.

Así, se reintegra la capacidad deshidratante ligeramente inferior de la arcilla respecto del gel de sílice aumentando su cantidad. No obstante, en igualdad o exceso de peso, la arcilla es sensiblemente más económica que el gel de sílice.

sacchetti bentonite disidratante.png


Como la bentonita es un material 100% natural, puede ser eliminada simplemente desechándola en el medio ambiente, obviamente después de haberla extraído del envoltorio, que ha de desecharse a parte en  los contenedores de basura común.